sábado, 7 de noviembre de 2015

Vuelvo poco a poco.

Buenos días.

Sí, he estado desaparecida un mes y os pido disculpas.

Durante todo este tiempo he estado desanimada, triste, con ansiedad, con muchas ganas de comer y malestar generalizado. No ha habido alimentación saludable en estos días, ni tampoco ha habido voluntad por mi parte para remediarlo... Me dejo llevar por mis emociones y este otoño, con lo que me gusta disfrutar de él, no está siendo el otoño que yo esperaba...

Estoy tan preocupada por querer saber cómo hacerlo bien con mi hijo, porque es una responsabilidad grande... Que no estoy disfrutando del aprendizaje. Tampoco estoy bien en clases, me siento agobiada porque me gustaría tener tiempo para estudiar, pero mi hijo está por encima de cualquier cosa. Me siento sola, pero la teoría me la sé, me tengo a mi misma.

Tengo que cambiar de actitud, tengo que hacerlo por mi y tengo que reestructurar cosas, cuadrar, eliminar, deshacerme de lo que no me vale o me apriete, porque de otro modo tardaré más tiempo en recuperar lo que quiero.

Al abrir el blog os confieso que me ha dado mucha alegría leer vuestros comentarios.

Estoy mejor de la hipertensión arterial, mi médico rápidamente me subió la dósis. Me he hecho analíticas y el próximo jueves recojo los resultados. También he tenido problemas con una muela de juicio ( pensé que jamás me saldrían... y a los 37 años parece que van a salir)

Me he levantado con actitud de querer comer mejor y llevarlo a cabo, de hecho estoy desayunando saludablemente mientras escribo y leo vuestros blogs.

El peso de hoy 81,9 kilos, no me da vergüenza decir que es máximo histórico y que voy a ir cambiando de actitud para ir bajándolo al que mejor me encuentre.


Algo que he aprendido en este tiempo en Cuidados Auxiliares de Enfermería, pues que la salud no es sólo ausencia de enfermerdad, que según la OMS:

La salud es un estado de bienestar físico, mental y social, con capacidad de funcionamiento, estar en armonía  con el medio ambiente y, no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades.

Según la OMS es probable que no tenga salud completa, asi que me toca trabajar.

Doy un repaso a vuestros blogs.

¡Gracias!

Alicia



10 comentarios:

  1. Hola, mi niña linda.
    Lamento que lo hayas pasado tan mal. Es normal te sientas así, porque estás bajo mucho estrés.
    Por suerte, la hipertensión está más controlada.
    Por el peso no te preocupes, en cuanto comas mejor, baja. En cualquier caso, pesas casi 20 kilos menos que yo, así que eres mi ídolo ;)
    En serio, no te desanimes. Eres una mujer que vale mucho, que no solo se preocupa de su hijo, sino que actúa, se mueve para solucionar problemas. Si te aplastan por un tiempo y te inmovilizan, para, (si puedes, delega responsabilidades un instante), sacúdete la pena y el cansancio, y sigue con fuerza.
    No estás sola: tu hijo llena tu mundo, así que disfruta. No te preocupes por nada: eres una madre excelente. Te lo digo yo, que tengo una de esas.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con paciencia y cambiado lo negativo en positivo :*

      Eliminar
  2. Corazón, todo son etapas y de todo aprendemos. Tal vez el aprendizaje más difícil y el que sería más valioso es saber sacar lo positivo de cualquier situación. Mucho ánimo!
    Yo también tengo hipertensión, aunque leve y mi doctora me ha recomendado tomar todas las mañanas antes del desayuno un vasito de agua templada con zumo de medio limón y una cucharadita de miel. Confieso que todavía no lo he hecho, pero estoy en ello...jajaja...soy lenta, qué le vamos a hacer. Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidate las conservas, desgraciadamente la sal es un componente natural para la conservación, pero a nosotras nos afecta más.

      Es un mineral que podemos encontrar en muchos alimentos también

      Mil besos

      Eliminar
  3. Deshacerte de lo que no te vale es un buen punto de inicio, tanto si hablamos de peso como de otras cosas (y a veces, personas) de nuestro entorno más inmediato.

    Cuando una está bien y se siente feliz, come sin ansia viva. Tal vez, antes de arreglar lo de los kilos, tengas que centrarte un poco en ti misma, en tu hijo, en las cosas que te urgen. Y hacer una cosa a la vez, poner tu atención en una sola cosa, hacerla lo mejor que puedas o sepas, y luego pasar a la siguiente.

    Suena simplón, pero es un punto de inflexión importante. De veras.

    De todos modos, cuando te sientas desanimada, sabes que nos tienes por aquí. Diciendo chorradas a veces, y otras veces dando algo en qué pensar... a mí me va bien leeros cuando estoy chunguilla, je je je.

    Muchos besos y abrazos y de tó de tó...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha razón te doy Amelia

      Hay que priorizar las necesidades y actualmente es estar bien conmigo misma y mi entorno, cuando eso esté equilibrado empezaré a comer bien de nuevo.

      Mil besos guapa

      Eliminar
  4. hola nena ..
    espero que este mes andes mejorcito de animo
    comenzar con ganas de cuidarse ya es un gran gran paso!
    cariños y gran admiración .. estudiar con un nene es difícil!
    a ponerle y seguir creando tu vida :)

    ResponderEliminar
  5. También yo vengo de un mes complicado donde todo me desbordó y mandé mi salud al último lugar de la lista, pero hace unas dos semanas me puse las pilas y el cuerpo ha sabido ser generoso, tú no te preocupes por eso. Uno cree que no podrá, que no hay motivos, pero siempre los hay. Tu hijo, por ejemplo. No creo que hagan falta más, ¿no? Pues eso. Un super beso :****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya leí que vas como un torete, Rafi y me alegra en el alma saber que estás poniendo de tu parte.

      Un super beso de vuelta!!1

      Eliminar